9.5.07

Errata Creativa



De un error puede nacer cualquier buena historia.
Esto no es una novedad, más bien Creatividad


Un ejemplo de error creativo, es el que se encuentra en “La Cenicienta” de Charles Perrault; según Thompson
, el zapatito que debía ser de vair (vero, piel de marta cibelina) sólo por una afortunado error se convirtió en verre (vidrio o cristal). Claramente, un zapatito de cristal da mucho más juego.

Si de todas las palabras del diccionario desapareciera la “h”, pueden verificarse interesantes situaciones hiperrealistas; los “hipócritas”, al ser llamados "ipócritas" verían su propia cara al descubierto, o en “Uelva” el jefe de estación, degradado a cargo semejante, se sentiría menoscabado y presentaría la dimisión.

El error ortográfico, bien aprovechado, puede lugar a todo tipo de historias cómicas e instructivas, no exentas de trasfondo ideológico, como demuestra el "Libro de los Errores": "Espania", con esa i que usurpa el puesto copete de la ñ, no es sólo una falta escolar. Hay gente que en realidad grita y refuerza esa pronunciacón, "Es-pà-nia", "Es-pa-nia", con esa insufrible i en el medio, o sea con un exceso nacionalista y un pelín facha dentro.


España no tiene necesidad de una i de más, sino de gente honesta y educada.
Y, en todo caso, de revolucionarios inteligentes.



Yo no me aclaro; la hermana dice siempre que San José es muy bueno, y esta mañana ha dicho, que es el padre que putea a Jesucristo”

23/10/1920
Roma

X

3 comentarios:

ADMC dijo...

Que haría Galufo con 9. 000. 000 de €, aparte de poner una Planta de Energía Solar en Alconchel?

A la SAKA....

n4rk0 dijo...

Acho con hache, lo de Uelva no lo entiendo, pero lo de ipócrita tampoco. Lelo de mí. Una birrita?

ADMC dijo...

Hace ¡

Mejor 5 mañana
Que es hueves..