10.5.07

Periodismo de Investigación



Sobre 1973, dentro de la primera crisis del petróleo controlada por la OPEP, mientras las investigaciones de Woodward & Bernstein sobre Nixon desembocarían en el Watergate, dos periodistas americanos animados por las ideas de la antipsiquiatría, se atrevieron a realizar el siguiente experimento;

Después de leer varios libros sobre enfermedades mentales, solicitaron el ingreso en un psiquiátrico de Philadelphia simulando padecer alguno de los síntomas descritos. Pretendían así, realizar su reportaje sobre las condiciones de vida en los psiquiátricos americanos.
Llegada la hora de "actuar" ante los médicos, éstos corroboraron todos los síntomas que describían y les diagnosticaron como; paraonia alucinatoria aguda, en un caso y, trastorno bipolar, en otro.

Durante un tiempo, intentaron escribir el reportaje, pero no fueron capaces debido a la fuerte medicación administrada (antipsicóticos de primera generación), que les hacía pasar todo el día con sueño, desanimados y con movimientos descoordinados. Como los médicos no apreciaran mejoría en su "estado", decidieron pasar a tratamientos alternativos más agresivos, como: electoshocks y duchas de agua fría, sin darles ninguna explicación.

En lo pocos intervalos de lucidez que tenían a lo largo del día, intentaron explicar a los médicos que ellos, sólo eran periodistas que habían ido a hacer un reportaje. Los médicos evidentemente, tomaron nota de sus "delirios" y ante el "empeoramiento" de su situación, decidieron aumentar la medicación y la intensidad del "tratamiento".

Afortunadamente los reporteros tenían avisados algunos compañeros que les sacaron de allí, no sin graves secuelas, después de tener que justificar con toda clase de pruebas, que eran quienes decían ser y estaban haciendo en realidad, un reportaje de investigación.

5 comentarios:

n4rk0 dijo...

¡qué chulada, dulces en movimiento! luego los niños ven estas cosas y tienen pesadillas con dulces en plan alien dentro de su estómago por la noche, después de ver a los lunnis malos que les mandaron a la cama; y los que no tienen pesadillas, tendrán alucinaciones similares cuando empiecen a comerse la plastilina en clase de pretecnología, pensando que les alimentará su cabecita como un chicle con azúcar... qué mundo este.

ps: el 73 fue un gran año, aunque por otras razones distintas de las aquí expuestas :)

salu2

ADMC dijo...

JAF, te marcas unas.. tremendas.

Supongo que todos esos grupos juntos, tienen más valor que "La Traviata";)

Intenta hacer los post más cortos, y ser más soft en los coments, plis. Los dulces no pueden ser amargos

La Comunidad nos lo agradecerá:

Saludos, sin són.

ADMC dijo...

Por cierto, no son dulces, es plastilina, con la que fabricamos los sueños :)

n4rk0 dijo...

no sé a qué te refieres con lo de post cortos, no suelo hacerlos más largos que usía. de todas formas, cuando me reduzcas la letra a tamaños normales hablamos :-P

it's okay, sorry for my plasti-nightmare comment. nice stuff!

ADMC dijo...

B